INVERTIR EN PROGRAMAS DE SALUD MENTAL EN LAS EMPRESAS AYUDA A REDUCIR LA DEPRESIÓN

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS,) la depresión afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y es la principal causa de discapacidad. Genera bajas laborales de larga duración, lo que complica y dificulta la reincorporación al trabajo. Según este organismo, la depresión afecta en mayor medida a la mujer que al hombre y, en casos extremos, puede llevar al suicidio. Cada año se suicidan cerca de 800.000 personas en todo el mundo, y el suicidio es la segunda causa de muerte en las personas de 15 a 29 años.

En el Día Mundial de la Salud Mental, conviene recordar que en España cada año se suicidan cerca de 4.000 personas, cifra que casi cuadruplica a la de fallecidos en accidente de tráfico. Cerca del 90 por ciento de las personas que acabaron con si vida tenían problemas de depresión

La OMS afirma que una de cada cuatro personas ha sufrido o  sufrirá a lo largo de su vida algún problema de salud mental. En el mundo laboral, se estima que la depresión supone un coste de 620 millones de euros al año en la UE.

Invertir en programas de prevención en el trabajo es una buena medida para tratar atajar este problema. Según John Griffiths, experto en estrés laboral, “el retorno de la inversión en programas de salud mental en las empresas es de 9 a 1”. Por ello, el papel de las empresas en la salud mental del trabajador es fundamental.

Más información en La Vanguardia y en la web de la OMS.

La depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

La depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

 



Asesoría de Salud Laboral
Programa de Campaña de Enfermedades Profesionales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies