Asesora de Salud Laboral

75 delegados y delegadas de prevención de UGT acuden al Seminario sobre “PROTOCOLOS SOBRE ACOSO LABORAL. Procedimiento de Solución Autónoma de los Conflictos de Violencia Laboral”, organizada con la colaboración de la Asesoría de Salud Laboral de UGT País Valenciá

Los asistentes pudieron escuchar de la mano de sus autores, la forma de implantar un Procedimiento que actúa en dos dimensiones distintas, pero sumamente importantes: la PREVENCIÓN y la RESOLUCIÓN de casos de Violencia Laboral, y en especial del Acoso.

Tanto Miguel Ángel Gimeno Navarro, profesor de la Universidad Jaume I de Castelló como Ana Mejías García, Abogada UGT-PV y coautores del procedimiento (junto a Enrique José Carbonell Vayá, Profesor de la Universidad de Valencia), destacaron que el modelo que ofrecen es integral, actuando sobre la violencia en su conjunto y no exclusivamente sobre los cuadros más graves (como puede ser el acoso).

Se trata de un instrumento de diagnóstico orientado a la prevención proactiva que incorpora los tres niveles básicos de prevención. En este sentido, busca anticiparse a la aparición de cuadros graves de violencia, nos permite identificar los factores que generan las situaciones de violencia en el trabajo y, nos orienta del diseño de soluciones adecuadas. Este modelo ha sido avalado por el INSHT a través de las Notas Técnicas de Prevención (NTP) 891 y 892.

Subrayaron también la necesidad de implantar este procedimiento previo Acuerdo con la empresa. En este sentido, el acuerdo debe tener carácter normativo y ser vinculante; para ello debe llevarse a cabo una negociación estatutaria o de eficacia general, con observación de los requisitos establecidos en el Título III del Estatuto de los Trabajadores (ET). Es preciso tener en consideración que las reglas de legitimación y de negociación establecidas en el ET son imperativas y de obligado cumplimiento; por tanto el posible incumplimiento de los requisitos de capacidad y legitimación para negociar el Acuerdo o de las reglas de negociación, supone la imposibilidad de solicitar su aplicación y la posible nulidad del mismo.

El diseño de la negociación articulada en las NTP 891 y 892 es el más recomendable. Por ello, lo más conveniente sería suscribir un Acuerdo Marco Estatal, que en los convenios sectoriales se recojan clausulas de adhesión al ACUERDO MARCO DE VIOLENCIA, e incuso de estrés y se pacten las normas que recojan las especifidades que en el sector han de tener los procedimientos procurando la aplicación del Acuerdo Estatal. A nivel sectorial deberían establecerse listados de miembros de Comisión y un procedimiento específico para aquellas empresas que pos su tamaño, estructura organizativa, carencia de representantes de los trabajadores o cualquier otro motivo no pudieran negociar su propio procedimiento.

El seminario, concluyó con un taller práctico en el que los delegados/as pudieron exponer casos reales de violencia laboral y discutir diferentes soluciones y alternativas.





Pulsa sobre la imagen para descargar la Guía Formato ISO: 149 Mb

Publicación
"La protección de la maternidad en la LPRL"